Estudio de Tatuajes CDMX – Black Mamba Tattoo

logotattoo

Guía práctica para cuidar tu tattoo

La buena ejecución de un tatuaje es sumamente importante, pero debemos tomar en cuenta que uno de los factores para que se mantenga luciendo bien, es la adecuada atención y cuidados que le brindemos después de que nos lo hayan hecho. Es por ello que en esta ocasión te platicaremos cuáles son los cuidados necesarios que requiere tu tattoo para que dure más tiempo y, sobre todo, que evitemos una infección.

Algo que siempre le mencionamos a nuestros clientes después de la sesión de tatuaje (ya sea su primero o el número 100) es que el cuidado de la piel es esencial. Es súper importante poner atención a los consejos y las indicaciones del tatuador, ya que eso será garantía de la calidad de su trabajo. Cada tattoo artist tiene sus propios métodos e indicaciones con respecto a la mejor manera de cuidar un tatuaje, por lo que hoy te contaremos lo que nosotros le recomendamos a nuestros clientes, así como los métodos que seguimos para asegurar que quede bien protegido desde el momento en el que te vayas de nuestro estudio con tu tatuaje recién hecho.

Lo primero que hacemos al finalizar la sesión, es limpiar muy bien la zona con agua y jabón antiséptico, y luego tapar el tattoo con un apósito o un emplaye. En realidad esto varía de tatuador a tatuador y de las condiciones del tatuaje. Actualmente existen dos tipos de recubrimiento plástico para protegerlo, y a continuación te explicaremos para qué sirve cada uno:

  • Plástico film (o como todos lo conocemos, el plástico de cocina): Este método es el más común usado en el proceso de curación. Básicamente protegerá tu piel justo después de hacerte el tatuaje, dejándolo puesto entre 4 y 8 horas, y posteriormente retirándolo para lavar el tatuaje. Después de eso, no se le debe poner nada más encima (plásticos, gasas, vendas, etc.)
  • Parche dermico o sanidermUna de las ventajas de usar este parche es que, dado que está especialmente diseñado para tatuajes, permite que se adhiera a la piel durante días sin que el agua afecte su durabilidad. Algunos clientes nos han preguntado si se puede sumergir en lugares como piscinas o incluso en el mar, pero mi consejo es que no lo hagan, ya que es una cantidad de agua y presión mucho mayor a la que el parche podría soportar. Este parche se utiliza usualmente para tatuajes medianos o en zonas donde es difícil que el film común se quede fijo en la piel.

¿Cómo cuidar mi tatuaje los primeros días?

Una vez que tu tatuador haya identificado el tipo de plástico que mejor conviene para tu nuevo tatuaje, es muy importante seguir estos cuidados, ya sea film o parche.

  • Si te pusieron parche dérmico: Al poner el parche dérmico, es posible que se acumule un tipo de plasma y tinta. ¡No te espantes! Esto es completamente normal. El parche durará  adherido a la piel entre 5 y 6 días.  Después de ese tiempo, debes retirarlo con cuidado ayudándote con agua tibia. Pero por ningún motivo lo jales hacia arriba, recuerda que el tatuaje aún estará fresco y esto puede afectar en el resultado final. Lo mejor es tirar hacia atrás, poco a poco, mientras mantienes la piel firme con la otra mano.  En algunos casos el plástico puede caerse antes del dia 5 o 6, si esto pasa es mejor retirarlo y seguir con la crema post cuidado de tu preferencia o la que tu tatuador te recomiende, recuerda de aplicar una capa muy delgada de forma que se vea “brilloso“ o mas bien humectado.
  • Si te pusieron film para alimentos o cocina: Dado que este tipo de plástico no se adhiere a la piel, es probable que tu tatuador use algún tipo de cinta para fijarlo. Supongamos que tu sesión fue durante el día y terminó por la noche. En este caso, es recomendable retirarlo hasta el otro día por la mañana, ya que protegerá tu tatuaje de roces con las sábanas. Al igual que con el parche dérmico, lo más seguro es que se forme una especie de bolsita con plasma y tinta, lo cual es totalmente normal y no hay por qué alarmarse.  

Después de haber retirado el plástico que te hayan colocado, te recomendamos ahora seguir los siguientes pasos: 

  • Mantén la piel tatuada limpia. Ya que le hayas retirado el plástico o el parche a tu tatuaje, lava la zona con agua y jabón neutro. El jabón que se usa para la ducha o el lavado de manos puede contener alcohol y ciertos aromatizantes que pueden dañarlo. Lava suavemente haciendo un poco de espuma con las yemas de los dedos y frotando tu tattoo con mucho cuidado. Luego enjuaga muy bien y de preferencia usa agua templada o fría, puesto que el agua muy caliente puede lastimar la piel que de por sí ya estará un poco irritada. Para secar el tatuaje NO uses una toalla para el cuerpo o las manos, ya que guardan muchas bacterias. Es mejor si utilizas una toalla desechable o papel de baño, dando ligeros toques sobre el tatuaje hasta que esté seco. Haz esto máximo dos veces al día, por la mañana y por la noche. Durante el día puedes usar la crema de tu preferencia, pero recuerda lavarte bien las manos antes de aplicarla.
  • Usa humectante. Aplica una capa delgada de la crema para cuidado post tatuaje sobre la piel tatuada, varias veces al día de forma que se vea humectado.
  • Evita la exposición al sol. No expongas el área tatuada al sol durante unas semanas; y cuando ya esté cicatrizada, utiliza un buen protector solar.
  • Evita nadar o los cuerpos de agua. Mantente fuera de piscinas, baños de vapor, jacuzzis, ríos, lagos, playa y otras masas de agua mientras tu tatuaje se cura para evitar una infección.
  • Evita el roce con la ropa. No uses ropa que pueda adherirse o que sea demasiado agresiva con la parte tatuada, tal como prendas de nylon o de mezclilla, ya que pueden causar más irritación de lo normal, e incluso en algunos casos puedes llegar a perder pigmento en ciertas zonas del tatuaje.
  • No consumas demasiadas bebidas alcohólicas. Sabemos que tatuarse puede ser motivo para celebrar un poco, pero te recomendamos que evites consumir bebidas alcohólicas en exceso. El alcohol hace que la temperatura de nuestro cuerpo aumente, y esto a su vez aumenta la corriente sanguínea y el nivel de azúcar, es por eso que sudamos más para compensar. El cuerpo ve al alcohol como una toxina, y trabaja para deshacerse de él a través del hígado, pero también lo hace a través de la orina y el sudor.
  • Alimentación. Antes se recomendaba cuidar la alimentación después de realizarse un tatuaje, pero en la verdad es que el tatuaje es un procedimiento menor no invasivo, así que realmente no hay de qué preocuparse. Tú date esos tacos al pastor, ¡te los ganaste!

🚧🚨 Importante recordar: 🚨🚧

  1. – Pon especial atención a la hora de elegir el jabón neutro, ya que no todos los jabones “neutros” lo son realmente. Siempre es preferible usar un dermolimpiador que no sea agresivo con la piel o un jabón neutro para piel sensible.
  2. – Es súper importante no usar una toalla al secar tu tattoo, sino mejor un poco de papel desechable dando ligeros toques.
  3. – Una pregunta frecuente de algunos clientes es ¿puedo tener relaciones después de haberme tatuado? La respuesta es sí, siempre y cuando evites contacto y roce directo con la zona tatuada.
  4. – No uses desinfectante, crema, vitacilina, remedios caseros o cualquier otro producto no especificado por el tatuador o un dermatólogo calificado.

Si sigues estas recomendaciones, es poco probable que tengas problemas con el proceso de curación. Como le decimos a nuestros clientes, es una herida y tiene que ser tratada como tal.

Ahora bien, si piensas que tu tatuaje podría estar infectado o te preocupa que no se esté curando adecuadamente, es mejor que visites a tu médico o dermatólogo de confianza para que lo revise. Más vale prevenimsss. 😹😸😸

Esperamos que estas recomendaciones y consejos hayan sido de mucha ayuda para ti, y no dudes en contactarnos si tienes alguna inquietud, pregunta o chisme con respecto a los cuidados.

Pero lo más importante, ¡felicidades por ese nuevo tattoo! 💫

Scroll al inicio